“La persecución religiosa afecta a todos los continentes”

Publicado el 27/07/2018
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page
“La persecución religiosa afecta a todos los continentes”

Esta semana ha visitado la diócesis el subdirector de Ayuda a la Iglesia Necesitada, Carlos Carazo. Acompañado por el voluntario en Asturias de la institución, José María Fernández, y el recién nombrado Consiliario, Julián Herrojo, ha sido entrevistado para el programa diocesano de Cope El Espejo. En la entrevista, destacó que Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) es una Fundación Pontificia que tiene por finalidad “ayudar a esa iglesia que está necesitada –como su nombre indica– en su labor evangelizadora y pastoral. Los proyectos de AIN pasan fundamentalmente por la construcción de templos, el sostenimiento de sacerdotes, de religiosas, la formación de seminaristas, y en general dar instrumentos a los misioneros para que lleven a cabo su labor evangelizadora, también a los fieles laicos”.

AIN tiene actualmente proyectos en 150 países del mundo, y cuenta con oficinas en 23, como es el caso de España. Dada la dilatada expansión de esta Fundación Pontificia, conoce muy de cerca “la realidad de la Iglesia doliente de hoy –afirma Carlos Carazo–, porque son muchos los obispos y misioneros que nos piden ayuda”.

Así por ejemplo, el subdirector de AIN destacó que existen “países como Nigeria, que suponen hoy una sangría para los cristianos”, “se trata de un país peligrosísimo para unos cristianos que son una mayoría en la parte sur, pero en la franja intermedia están sufriendo muchísimo por los ataques de los  grupos terroristas, como Boko Haram (que significa La cultura occidental es pecado). Sudán, Kenia en la parte norte, también están sufriendo mucho por grupos terroristas que acosan a las comunidades cristianas”. Al mismo tiempo, destacó que “si nos vamos a Asia nos encontramos por ejemplo las dificultades en Corea del Norte, que no se sabe nada de lo que pasa allí. Hace setenta años que la Iglesia no tiene ninguna presencia institucional allí y es como un muro, no sabemos nada y hay una absoluta desinformación. Hemos podido hablar con personas que han podido pasar por el país o que han logrado salir de allí –y que por supuesto deben mantenerse en el anonimato– y lo que cuentan es tremendo; sin llegar a tanta dureza la Iglesia China pasa por muchas dificultades, se intenta llegar a acuerdos se intentan regularizar las relaciones bilaterales, siempre complicadas. Y tantos países de Asia, la India, por ejemplo, es muy desconocido, con un gobierno muy nacionalista y que tiene como religión de Estado el hinduismo y a las minorías cristianos las tienen muy apartadas. La persecución religiosa es algo que afecta a todos los continentes. Estamos muy atentos a la Iglesia en Venezuela y en Nicaragua, que conocemos desde hace mucho tiempo las dificultades por las que pasan, ahora se ha dado a conocer más, pero es algo que ya viene de lejos”.

 

Para mejorar el servicio, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies.

Más información sobre cookies