Quedada Hakuna de jóvenes en Covadonga

Publicado el 27/09/2018
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page
Quedada Hakuna de jóvenes en Covadonga

Pablo Delgado, ovetense de 23 años, conoció el año pasado a unos jóvenes durante un viaje a Medjugorge que le hablaron del movimiento Hakuna, especialmente de su música. Al regresar a casa, sintió curiosidad y comenzó a escuchar sus canciones y, después de dos semanas imbuido en sus melodías, decidió que iba a intentar por todos los medios traer este sonido y esta forma de vivir la fe a Oviedo. “Fue muy fácil, me puse en contacto con un chico de Madrid que se llama Jacobo, y él me explicó cómo hacerlo y así llevarlo a la práctica –recuerda–. Me dijo que sólo necesitaba un sacerdote y una parroquia. La parroquia, eso sí, era bueno que fuera siempre la misma, a ser posible. Se lo comenté a don Andrés Fernández, párroco de San Lázaro del Camino, y le pareció una buena idea, así que comenzamos”.
¿Qué es exactamente Hakuna? En realidad, es una iniciativa muy reciente. Nació en torno a la JMJ de Río de Janeiro en el año 2013. Un sacerdote, José Pedro Manglano, junto con cinco jóvenes, comenzaron a poner música a las Horas Santas que allí se organizaban. Eran muy pocos al principio, pero cada vez fueron uniéndose más y más jóvenes ilusionados con esta manera de rezar. De vuelta a Madrid, las personas que habían participado en aquellas oraciones con música comenzaron a reunirse periódicamente en torno a una parroquia, y poco a poco fue surgiendo el carisma y el modo de actuar del movimiento. Al principio, con la música tradicional de misa; después, fueron creando sus propias canciones. Unas canciones con un sonido muy actual que, según descubrieron, ayudaba a muchos jóvenes a rezar. El impulsor de esta iniciativa, José Pedro Manglano, organizó un año más tarde, en 2014, una nueva escapada para el grupo que se estaba formando. El destino fue Calcuta. “De ahí salió la idea de grabar un disco de música religiosa. Nos dimos cuenta de que, a través de la música lográbamos llegar y ayudar a la gente; además queríamos tratar de aportar un poco, enriquecer el panorama de la música que había y actualizarlo. Teníamos ganas de mostrar al mundo una música joven, divertida, dirigida a Dios pero con melodías muy nuestras”, afirman desde el movimiento.
Así, en el año 2015 vió la luz el primer disco de Hakuna, y dos años más tarde, en el 2017, el segundo. Hace ahora un año, la Iglesia dio el visto bueno a esta iniciativa apostólica espontánea, y Hakuna se convirtió una asociación de fieles de pleno derecho.
Para entonces ya se había formado un pequeño grupo en la parroquia de San Lázaro del Camino, en Oviedo, con cerca de treinta jóvenes que acuden cada lunes, a las ocho de la tarde, a una Hora Santa. “De momento somos pocos –reconoce Pablo, que se ha convertido en el coordinador de Hakuna en la diócesis–, pero estamos creciendo”. “No es que se note externamente un cambio espectacular –afirma– pero cuando vas y estás ante el Señor, sales diferente. Eso se nota y tu alegría interior la transmites. De ahí el nombre de Hakuna. Con esta palabra, que procede del swahili, se ha querido expresar que ningún problema te puede hacer sufrir si estás con Jesucristo. Los problemas tienes que solventarlos y afrontarlos, porque la tristeza existe, y también el dolor, pero la alegría de estar con Jesús lo supera todo”.
El grupo se está dando a conocer con el boca a boca, entre amigos. “A veces cuando les invitas, si no les apetece ir a rezar les dices: “bueno pues vente a tomar unas cervezas después con nosotros, al menos eso te gustará”, porque a todos nos gusta pasarlo bien con amigos –comenta Pablo Delgado–. A veces nos dicen “¿Pero qué me vendes, una Hora Santa o unas cervezas?” Pues yo les digo “las dos cosas”, porque en realidad, como dice el sacerdote que inició estos grupos, José Pedro Manglano, podemos ser “santos de copas”. Tú eres una persona normal, puedes divertirte y llevar una vida como todo el mundo, sabiendo siempre que eres cristiano. Si te vienes de cervezas con nosotros te darás cuenta de que somos personas normales y que nos gusta disfrutar, quizá te apetezca probar entonces esa Hora Santa”.
Un encuentro nacional
en Covadonga
Este pasado fin de semana casi sesenta jóvenes de toda España, vinculados a esta asociación, se reunieron en Covadonga para compartir unos días de ocio y oración juntos. “Compaginamos mo-mentos de ocio porque nos gusta pasarlo bien y divertirnos, y también momentos de oración, porque al final ese es el centro de Hakuna, la Hora Santa es el momento más importante, así como poder adorar al Santísimo todos los jóvenes juntos”, explica Jerónimo de la Hoz, uno de los jóvenes asturianos que participaron en este encuentro de Covadonga.
“No es lo mismo vivir y estar solo ante el Santísimo que compartirlo con más personas –reconoce Marta, asturiana que también participó en el encuentro–. Es bueno hacer piña, ser una comunidad de jóvenes en los que te apoyas y con los que puedes crecer juntos en Cristo. Si te apoyas en los demás, todo se vive de una manera diferente”, afirma.
Estos días en Covadonga, los chicos y chicas llegados de Madrid, Mallorca, Valladolid, Granada, Santander y por supuesto Asturias, pudieron realizar el descenso del Sella, visitar la zona y subir a Covadonga para encontrarse con la Santina y celebrar allí la Hora Santa.
En Oviedo, los encuentros de Hakuna continuarán en la parroquia de San Lázaro, todos los lunes a las ocho de la tarde, y este año además comenzarán a llevar a cabo otro de los pilares fundamentales que conforman Hakuna y con la cual sus integrantes se comprometen, y es el voluntariado. “Hakuna es adorar al Señor, ponerte de rodillas ante Él para luego poder volcarte en los demás”, explica Pa-blo Delgado. Por eso, su objetivo para los próximos meses consistirá en colaborar con el Banco de Alimentos y con una asociación de niños con discapacidad. Es posible conocer su labor, así como las Horas Santas que se celebran en toda España a través de su perfil de Instagram (@gruposhakuna) y su página web www.behakuna.com.

Para mejorar el servicio, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies.

Más información sobre cookies