El Cardenal Carlos Amigo, en el Pregón del Costalero en Oviedo

Publicado el 01/04/2019
Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
El Cardenal Carlos Amigo, en el Pregón del Costalero en Oviedo

El Cardenal y Arzobispo emérito de Sevilla, Mons. Carlos Amigo, estuvo este pasado fin de semana en Oviedo para pronunciar el Pregón del Costalero que cada Cuaresma organiza la Hermandad de los Estudiantes de la ciudad. Fue el Arzobispo de Oviedo, Mons. Jesús Sanz Montes, el encargado de presentar a todos los allí congregados, al que definió como “buen hermano de hábito”, para pasar a recordar con “afecto fraterno, sentido del agradecimiento y reconocimiento a su hermosa biografía” momentos muy destacados de la intensa vida del cardenal; entre ellos el hecho de que Carlos Amigo le ordenara sacerdote.

En su intervención, interrumpida en varias ocasiones por los aplausos del público, el cardenal comparó los tramos a los que debe enfrentarse un costalero con sus momentos vitales. Cada paso de su preparación, la cuadrilla, el momento de sacar la imagen en procesión tiene su simbología: la familia, la fraternidad entre hermanos, el apoyo mutuo, el no transmitir tristeza… y sobre todo la devoción y la fe: “Al cielo con ella, pero con mi fe”, proclamó, para añadir que “un costalero necesita un corazón lleno de confianza en Dios, reconciliado con Dios y con los demás”.

Este sentimiento es el que hace posible que se pueda hacer comprender “el amor que va más allá de lo que los ojos pueden ver”; y es que una cuadrilla de costaleros es “una pequeña comunidad cristiana que quiere vivir el Evangelio de Cristo”, recordando también que “Jesús recorre nuestras calles y carga nuestros problemas y sufrimientos con su cruz”.

 

Para mejorar el servicio, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies.

Más información sobre cookies