El archivo de la Catedral de Oviedo, memoria de la diócesis

Publicado el 04/04/2019
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page
El archivo de la Catedral de Oviedo, memoria de la diócesis

Entre las actividades llevadas a cabo durante las Jornadas nacionales de bibliotecarios de la Iglesia se encontraba una visita a la Catedral y al archivo catedralicio, dirigido por el canónigo Agustín Hevia Ballina. El medio centenar de participantes pudo escuchar, por tanto, la historia del depósito documental que se conserva en el templo del Salvador, y una descripción detallada del mismo.

El archivo catedralicio, que alberga más de cien incunables, conserva además muchos de sus documentos organizados en armarios específicos donde se recogen las actas capitulares, los testamentos, las fundaciones o los arcedianatos, entre otros.  Según las explicaciones de Agustín Hevia a los bibliotecarios allí presentes, el documento más antiguo que se conserva en el archivo data del año 803, y se trata de un pergamino escrito en letra visigótica donde se describe una donación al monasterio de Libardón; el siguiente en antiguedad es el testamento original del piadoso rey Alfonso II El Casto, fechado en el año 812. Entre sus fondos se conservan además numerosos documentos que tienen un especial “valor sentimental para la diócesis”, tal y como afirmó el canónigo, como son las dos copias de pergaminos, fechadas en el año 1075, que describen el momento de la apertura del Arca Santa. “Tienen un valor incalculable”, dijo ante los visitantes, y ya que relatan cómo “el rey Alfonso VI deseaba que se abriera el tesoro de las reliquias para que el pueblo cristiano pudiera venerarlas. Es el primer inventario que se hace del contenido del Arca Santa”.  Entre otras anécdotas relató también la peripecia de este fondo documental, que fue protegido en los bajos del Banco Herrero en el año 1937, y que al finalizar la guerra fue devuelto a la Catedral, aunque no completo. Años después han ido aparecido algunos documentos, en lugares tan peculiares como la casa  de subastas Sothebys en Londres, regresando a la Catedral de Oviedo al comprobarse su pertenencia y la historia que tenía detrás.

Para mejorar el servicio, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies.

Más información sobre cookies