“Solidarios con los mayores”

Publicado el 14/03/2019
Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
“Solidarios con los mayores”

La Semana Social de La Felguera celebra estos días su edición número XXVIII

Mañana viernes se clausurará la Semana Social de La Felguera, que en esta ocasión lleva por título “Solidarios con los mayores”. Desde el pasado lunes la Casa de la Cultura está acogiendo, a partir de las siete y media de la tarde, a diferentes especialistas en el mundo de la tercera edad, que abordan en sus intervenciones la realidad de esta etapa de la vida desde diferentes prismas. Hoy será el turno de Xabier Azkoitia Zabaleta, profesor y responsable del Servicio de Atención Espiritual y Voluntariado del Centro de Humanización de la Salud de los religiosos Camilos, y mañana, para cerrar el ciclo de conferencias, se desarrollará una “Mesa de experiencias”, que contará con nombres como el de Mónica Fernández Fernández, responsable del Programa de Mayores de Cáritas Asturias, Pilar González Bascones, Directora de la Residencia del Patronato de San José de La Felguera, o Ramón Menéndez-Navia Gómez, responsable del Voluntariado de Jóvenes en Cáritas Asturias.

La Semana Social, organizada por la parroquia de San Pedro de esta localidad, lleva veintiocho años celebrándose, siempre con el objetivo de “poner en la calle las situaciones más problemáticas con las que nos encontramos en la sociedad”, tal y como explica su párroco, José Antonio Couso. Desde el tema de la “crisis industrial”, que fue el primero que se trató en la Semana Social de la Felguera, se han abordado muchos otros como las enfermedades mentales o la relación entre el anciano y la familia, siendo siempre “temas cercanos, ofreciéndose desde un enfoque cristiano, y siempre con la intervención de especialistas”, teniendo en cuenta que además de exponer las problemáticas, se aportan “alternativas y soluciones” a las mismas, explica el párroco.

En esta ocasión, el tema de la tercera edad fue el seleccionado para este año atendiendo a la realidad de la sociedad envejecida en la que nos encontramos “en Asturias, pero desde luego en las Cuencas”, afirma José Antonio Couso. “Es verdad que la sociedad en la que vivimos se preocupa por los mayores, pero faltan muchas cosas por hacer, tenemos que tomar conciencia de la situación en la que viven nuestros mayores, con el fin de que en esa que llaman la tercera edad, tengan una calidad de vida como se merecen, ciertamente así debe ser en cualquier momento de la vida, pero especialmente para estas personas, que han sufrido mucho y han pasado por muchas calamidades”, señala el párroco, pues “no hay que olvidar que los viejos de hoy son los niños que nacieron en la posguerra, con todas las situaciones difíciles que hubo que atravesar”. Por todo esto, desde la parroquia de San Pedro de La Felguera se apuesta porque “la sociedad tome conciencia de ello y estas personas tengan una vida lo más agradable posible”.

La Semana Social comenzó el lunes con la intervención del doctor Eloy Ortiz Cachero, médico especialista en gerontología; el martes, fue el turno del profesor de la Universidad de Oviedo Miguel Arenas Martínez, quien se centró en la situación de las personas mayores en la Cuenca. Por su parte, ayer miércoles intervino la doctora Teresa Villanueva, responsable del programa de mayores de Cáritas Española.

El ponente de esta tarde, Xavier Azkoitia, hablará a los asistentes sobre “La espiritualidad en la vejez”, ya que “el anciano puede estar muy bien atendido higiénicamente, con las medicinas oportunas, la dieta que le corresponde etc. pero hay que cultivar también el espíritu, ya que el hombre además de cuerpo es espíritu también”, señala José Antonio Couso.  Además, Azkoitia ofrecerá un curso gratuito para voluntarios con el título “Acompañar a las personas con demencia desde el voluntariado”, en la residencia Patronato de San José de La Felguera, este sábado y domingo en horario de diez de la mañana a dos de la tarde. La propia parroquia impulsa cursos de este estilo todos los años, porque, tal y como considera el párroco “no basta con la buena voluntad, la cual es muy importante y partimos de ahí, pero hay que formar al voluntario para que lo que hace con los mayores tenga calidad y fundamento”.

La propia residencia de ancianos de la Fundación Patronato de San José de La Felguera nació fruto de una Semana Social, hace ahora veintitrés años. “En su momento, analizando los problemas de la zona, vimos claro que el mundo de los ancianos requería nuestra atención. Hasta entonces en la Cuenca sólo estaba el llamado Asilo de Ciaño, y se veía la necesidad de este centro”, que cuenta con una “hermosa capilla”, donde el sábado el Arzobispo de Oviedo, Mons. Jesús Sanz, celebrará una eucaristía para festejar el día de las familias. “Será una oportunidad para visitar a los ancianos que viven en esta residencia, y compartirá con todos ellos, con sus familias, con la junta directiva y los voluntarios una comida de hermandad”.

El día de las familias es una cita especial para la residencia de La Felguera: “la residencia es su casa –señala Couso–, y como tantas veces hacen los padres, que invitan a comer a sus hijos, en esta ocasión harán los mismo y nos juntaremos un buen número de personas para celebrar”.

Saberse mayor, no sentirse viejo

Eloy Ortiz Cachero, médico doctorado en Gerontología, centró su conferencia “La vejez: una etapa. El arte de hacerse mayor”, en transmitir “una visión positiva de esa etapa de la vida. Saberse mayor no es lo mismo que sentirse viejo”. Con esa premisa procuró desmontar los tópicos asociados a la vejez y dio dar las claves para poder desarrollar un envejecimiento activo con autonomía, relaciones sociales, tiempo de ocio o aprendizaje: “La vejez no es improductiva, es importante que puedan elegir el modo de vida que desean llevar, independientemente de la edad hay un proyecto de vida”. Este pasa también por el “bien vivir” en el que Eloy Ortiz apuntó que “no han perdido facultades, sino que tienen otras diferentes”; recordando que, al igual que todos, los mayores quieren “sentirse útiles y queridos”.

Mayores cada vez más visibles

“Las personas mayores en la Cuenca. Algunas notas sociológicas” fue el título de la charla  del sociólogo y profesor de la Universidad de Oviedo, Miguel Arenas Martínez. “Los mayores son cada vez más participativos, visibles y tienen más relevancia”. Hoy por hoy son también muchos los que optan por vivir en una casa independiente “demandan más privacidad y  también es un reto llevar una forma de vida de autogestión”, esta elección no implica alejarse de la familia, “las relaciones son muy intensas, conservando el afecto y el apoyo recíproco entre generaciones”. Resaltó que “cada etapa de la vida es aprendizaje. En ese sentido, muchas posibles actividades se realizan en los centros sociales, un espacio que previene la soledad, en los que pueden encontrar satisfacción personal, autorrealización y participación”.

La comunidad ante la soledad

Teresa Villanueva Delgado, responsable del Programa de Mayores en Cáritas España, intervino ayer  con la charla “La comunidad al cuidado de la vida. Prevención de la soledad no deseada” en la que habló de la situación que viven muchas personas mayores en ese aspecto. “Es una de las grandes lacras de nuestra sociedad y cuando hablamos de ella  no nos referimos a un momento dado en que me pueda sentir solo, sino que hay personas que durante la semana solo el 5%  del tiempo tienen contacto con alguien, y ese alguien es personal sanitario. Esta no es la vida que querríamos”. Cáritas pone el foco en la importancia de la comunidad, “esta situación es un gran reto a resolver entre todos y es la comunidad la que salva a la comunidad, la que hace que la persona viva dignamente como merece”.

El crecimiento espiritual

Xavier Azkoitia Zabaleta, responsable del Servicio de Atención y Voluntariado del Centro de Humanización de la Salud de los religiosos Camilos interviene esta tarde con “La espiritualidad en la vejez”. En declaraciones a Esta Hora afirma que “La sociedad se preocupa por disimular la edad y sus aparentes consecuencias. Los mayores son un bien social. La actitud distinta frente a la vida es y consiste en ver, vivir, y en poseer una sabiduría, que es a la vez repaso y reposo, y encarnación de la memoria colectiva de la sociedad. Ayudar a vivir en esta clave es cosa de todos”, afirma. “El crecimiento espiritual es una de las tareas fundamentales en esta etapa: dar sentido a la propia vida, aceptando la vida vivida, elaborando un proyecto que uno pueda llevar adelante con otros y para otros, es clave para la felicidad”, explicará en su intervención.

 

Para mejorar el servicio, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies.

Más información sobre cookies