El Proyecto CEA de Cáritas Asturias, destinatario de la colecta del Año Jubilar de Covadonga

Publicado el 27/09/2018
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page
El Proyecto CEA de Cáritas Asturias, destinatario de la colecta del Año Jubilar de Covadonga

La dimensión social ha estado también presente a lo largo del Año Jubilar mariano que se acaba de clausurar en Covadonga. Entre otras iniciativas, al comenzar el Jubileo del Centenario de la Coronación Canónica de la Santina, se estableció que lo recaudado en las colectas de las peregrinaciones penitenciales que, durante los días de la pasada Cuaresma, realizaron los catorce arciprestazgos de la diócesis al Santuario, estaría destinado a un proyecto de Cáritas Asturias. Estos días se ha dado a conocer esta cantidad recaudada, que ha ascendido a un total de 10.470 euros, y los beneficiarios de la donación del Jubileo serán los usuarios del Proyecto CEA (Centro de Encuentro y Acogida) en Oviedo. Un gesto que, en palabras del Abad de Covadonga, Adolfo Mariño, procede de “la generosidad de una Madre que se ha visto reflejada en sus hijos, que cuando han visitado Covadonga han querido ayudar a sus hermanos más necesitados”.
Este centro está constituido como único para la reducción del daño en personas toxicómanas que carecen de hogar. Así, se integra dentro del Plan Autonómico sobre Drogas. Lleva ya años funcionando, está abierto 24 horas al día, 365 días al año, y ofrece servicios de descanso, desayuno, limpieza, comida, merienda y cena, como una casa “normalizada”.
La pretensión del centro durante la acogida de personas que son consumidoras de drogas en activo y sin recursos, se centra en que puedan normalizar su situación personal durante un periodo de tiempo. Con esta estabilidad temporal y un acompañamiento, las personas consiguen mejorar en la medida de lo posible su calidad de vida, en lo que se refiere a la higiene, la salud, la sociabilidad, etc. Y es que los usuarios del CEA son personas que no acceden a los centros de tratamiento, por lo que en este centro se tiene como objetivo minimizar los efectos físicos, psíquicos y sociales derivados de las adicciones y sus patologías asociadas, como pueden ser el VIH o la hepatitis, y también derivar a centros en los que se desarrollan programas para la deshabituación de drogas.
En el año 2017, según la última memoria de Cáritas, en el CEA se atendió a 127 personas, de las cuales 103 eran hombres y 24 mujeres, todos ellos de edades comprendidas entre los 35 y los 60 años.

Para mejorar el servicio, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies.

Más información sobre cookies