Más de 5.000 escolares, en la V Semana de Cine Espiritual

Publicado el 12/02/2019
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page
Más de 5.000 escolares, en la V Semana de Cine Espiritual

Un año más la Delegación episcopal de Enseñanza ha puesto en marcha la Semana de Cine Espiritual, que se desarrolló desde este pasado lunes y que fue clausurada ayer. Una iniciativa para acercar el séptimo arte a los escolares, aprovechando las buenas historias y los valores que transmiten muchas películas, y que suponen un telón de fondo ideal –y entretenido– para trabajarlos y profundizar en ellos. “Hoy el cine en el aula se utiliza como una herramienta didáctica más”, destaca Pilar Hernández, Delegada de Enseñanza, “y esta semana nos permite acercar a los alumnos a las salas donde la película se puede ver con unas garantías de calidad como son las salas profesionales”.

Se trata del quinto año consecutivo que se organiza esta iniciativa en la diócesis, y para sus organizadores es el año de la “consolidación” de la misma, con el futuro lleno de ideas y de nuevos proyectos que irán viendo la luz con el tiempo.

Han sido en total 5.075 alumnos asturianos los que han participado en la Semana de Cine Espiritual, procedentes de un total de 70 centros. Las películas han podido visionarse en Oviedo, Gijón, Avilés, Villaviciosa, Cangas del Narcea y Mieres, esta última participando por vez primera de la iniciativa.

Iniciativa que partió originariamente de un sacerdote catalán, Peio Sánchez, un “experto y apasionado del cine”, tal y como lo describe la Delegada diocesana de Enseñanza: “Él hizo una tesis sobre esta realidad del trabajo con alumnos partiendo de las películas, y comenzó en Barcelona a llevar la escuela al cine.”  

Cuando iba ya por su décima edición, eran muchas las diócesis que estaban exportando su idea y adaptándolas a sus centros escolares, de modo que la Conferencia Episcopal, a través de la Delegación de Jóvenes, asumió la coordinación de la Semana para toda España. Hoy, prácticamente todas las diócesis llevamos a cabo la Semana de Cine Espiritual”.

En Asturias fue el propio Peio Sánchez el que acudió, invitado por la Delegación de Enseñanza, hace seis años, para ofrecer una charla sobre el uso didáctico del cine en las aulas. “A partir de ahí –destaca Pilar Hernández– establecimos una relación que nos ha permitido hoy estar ya en la quinta edición y consolidar una importante cifra de escolares y profesores que se deciden a participar, y esperamos que en el futuro sean muchos más”.

Las películas elegidas

Escolares y profesores participantes en los Cines Yelmo de Oviedo

El Departamento de Juventud de la Conferencia Episcopal Española, asesorado por expertos, seleccionó este año las películas de “Se armó el Belén”, y “Paddington 2” para la etapa de Infantil y Primaria; “Wonder” y “Campeones” para Secundaria, centrados especialmente en el tema de la incorporación de niños con diferentes capacidades en el mundo social y escolar, y finalmente “Una bolsa de canicas” para la etapa de Bachillerato.

El método consiste en trabajar unas guías didácticas sobre las películas elegidas, elaboradas por un equipo de pedagogos y teólogos, que se entregan a los centros y que pueden hacer libremente antes o después del visionado, en las que se reflexiona sobre diferentes cuestiones que plantea el film. Unos temas que de alguna manera ponen de relieve valores espirituales que permiten al niño y al joven abrirse a lo trascendente. Las elegidas no suelen ser películas de temática religiosa, sino películas para el gran público que cumplen con los requisitos de los objetivos de estas semanas, que son, tal y como describe el Departamento de Juventud de la Conferencia Episcopal “poner en contacto al espectador joven, niño y adulto con Dios”, “tratar de remover el corazón y la mente del que se sienta a ver una película, para que se abra a lo trascendente”, “destacar aquellos valores espirituales que despiertan en el ser humano el deseo de una búsqueda que va más allá de sus propios límites” y “provocar preguntas y buscar respuestas a cuestiones fundamentales en los seres humanos”.

En general, la conclusión de la Delegación diocesana de Enseñanza en Asturias es que se trata de “una de las actividades que con mejor ánimo acogen los alumnos”. “Hay experiencias muy bonitas –destaca Pilar Hernández– como las de un colegio de Grao que vienen con ancianos de una residencia que se encuentra al lado el colegio, en el que llevan un programa de intervención niños-ancianos. Cada niño trae como tutor a un anciano que viene con ellos a la Semana de Cine Espiritual a Oviedo”, además, la importancia de profundizar en determinados aspectos resulta especialmente positiva, ya que “en 90 minutos el cine tiene ese poder de contarnos una historia que luego podemos utilizar en el aula”.

La Semana de Cine Espiritual tiene lugar habitualmente en salas comerciales, es decir, los escolares han de salir de sus centros para poder participar. La respuesta de los cines asturianos es, para Pilar Hernández, “muy positiva, ya que se han volcado desde el primer momento, principalmente los cines Yelmo de Gijón y Oviedo, pero este año además Artesiete, de Mieres, y Odeón, en Avilés”. En otras localidades, como Cangas del Narcea o Villaviciosa, las películas se proyectan en los teatros municipales.

Además, esta actividad, que en los colegios concertados está abierta a todos los alumnos, en los públicos depende de los Departamentos de Religión. Sin embargo, son varios ya los profesores de asignaturas como Filosofía que han mostrado su interés en participar de la misma, con lo que la posibilidad de abrir la iniciativa a más estudiantes se valorará en las próximas ediciones.

                              

Para mejorar el servicio, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies.

Más información sobre cookies