El Papa inaugura la campaña “Compartiendo el viaje”

Publicado el 28/09/2017
Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestPrint this page

Cáritas emigrantesEl Papa Francisco inauguró ayer la campaña “Compartiendo el viaje” en el transcurso de su Audiencia General. Se trata de la última campaña de Cáritas Internacional, que tiene como objetivo promover la cultura del encuentro entre migrantes y refugiados y las comunidades que los acogen.Y lo hizo con un gesto simbólico, con los brazos abiertos “listos para un abrazo sincero, afectuoso y envolvente”, tal y como dijo, y que quiere ser el gesto que defina la campaña, que busca desarrollarse de manera especial a través de las redes sociales con el hastag #sharejourney.

El lanzamiento de esta iniciativa, que durará dos años, aparece en un contexto decisivo: se calcula que Europa está recibiendo la mayor llegada de personas refugiadas desde la Segunda Guerra Mundial, huyendo de la guerra o situaciones políticas extremas.
En esta campaña participan todas las Cáritas del mundo, en total, 165 organizaciones, entre las que se encuentra, por supuesto, Cáritas Asturias. Todas ellas hacen suyo el mensaje del Cardenal Tagle, presidente de Cáritas Internacional, en el que afirma que “A través de Compartiendo el viaje, esperamos disipar el miedo y entender las razones por las que tanta gente abandona su hogar en este momento de la historia. También queremos inspirar a las comunidades para que establezcan relaciones con los refugiados y migrantes Queremos hacer brillar la luz y liderar el camino. La migración es una historia muy antigua, pero nuestra campaña pretende ayudar a las comunidades a verla con nuevos ojos y corazón abierto”.
La campaña nació de la Asamblea General de Cáritas Internacional, en el año 2015, en la que se tomó la decisión de invertir todos los esfuerzos trabajando unidos en una campaña global, ya que de esa manera sería posible ejercer un poder real para cambiar las cosas, porque como ha afirmado el Papa Francisco: “cuando hay un nosotros, comienza una revolución”. En aquella Asamblea General, además, se realizó una encuesta a todos los miembros sobre el tema de la migración, que fue visto como una prioridad sobre la cual trabajar. Los numerosos gestos del Pontífice con los migrantes y refugiados han tenido su peso en la decisión: el lavatorio de pies a refugiados musulmanes, hindúes o cristianos en la Misa del Jueves Santo, donde el Papa recordó: “Somos hijos del mismo Dios”; o su viaje a la isla de Lampedusa, a la isla griega de Lesbos o a la frontera entre Estados Unidos y México, donde destacó la “tragedia humana de la migración forzosa”.
“Nuestra Campaña nos da la oportunidad de recordarnos, a nosotros mismos y a los demás ciertas verdades –afirma el Cardenal Tagle en su llamamiento–. La Iglesia está llamada a ejercer la hospitalidad de Dios hacia los migrantes y los refugiados. Pero debemos recordar que no es una persona o un país el anfitrión. Es hora de que todos nosotros recuperemos la profunda intuición bíblica de que es Dios el anfitrión. También debemos recordar que es Cristo a quien acogemos con agrado, cuando abrimos nuestros corazones a los inmigrantes y refugiados”.  
Y ¿cómo participar en esta campaña? Cáritas busca reforzar la sensibilización pública sobre el tema de la migración, promoviendo espacios de encuentro entre los migrantes y las comunidades en las que están asentados, para que puedan reunirse, compartir su experiencias y así reforzar vínculos de amistad entre ellos. Todo ello lo hará con múltiples propuestas tanto a nivel mundial como local, con momentos fuertes en un calendario que se han marcado de dos años de duración. 
El Secretario General de Cáritas Internacional, Michel Roy, ha afirmado que la campaña invita a las personas a “salir de sí mismas”, para entrar en contacto con los migrantes. “Son personas que han sufrido mucho –recuerda– y han dejado sus hogares a causa de la pobreza, el hambre o la guerra. Lo que queremos es que nuestros equipos locales ofrezcan la posibilidad de encuentros con sus migrantes, para que cambien la visión que tienen sobre la migración, y abran sus corazones, haciendo que nuestro mundo sea un mundo más fraterno”. Además, ha subrayado que “una de las razones de la pobreza en el mundo es la secularización. El materialismo hace que la persona se centre en sí misma, y no piense en los demás”. 
Por eso, en Cáritas quieren lograr acercar a las personas, con el objetivo final de construir comunidades más abiertas y solidarias: “un mundo nuevo que refleje el Reino de Dios”.

Cáritas emigrantes 1Refugiados en Asturias
En el Principado de Asturias son dos las entidades que están especializadas en la Acogida e Intervención con personas refugiadas: ACCEM y Cruz Roja. Actualmente Asturias acoge a 212 personas refugiadas, de las que 139 están siendo atendidas por ACCEM y el resto desde la Cruz Roja. El perfil de estas personas es muy variado: hay personas solas, familias con menores a cargo, unidades formadas por tío y sobrino, etc. Todos ellos dentro de un rango de edad tan amplio que va desde los 6 meses hasta los 73 años. También la procedencia es muy diversa: Siria, Irak, Afganistán, Pakistán, Honduras, Venezuela, Rusia, Costa de Marfil, Cuba, Mali, Sahara, Nigeria, Ucrania, Yemen, China, Egipto, Eritrea y Guinea-Conakry. 
Cáritas diocesana, por su parte, ha acompañado en este pasado año a siete familias, dos de ellas solicitantes de asilo y cinco con condición de refugiados. Según Bárbara Fernández Bango, responsable de Migración de Cáritas Asturias, cinco de estas familias son monoparentales, con uno o dos hijos a cargo, hay una pareja sin hijos y una persona sola. “La mayoría llevaba en España entre 6 y 12 meses –destaca Fernández Bango– y el acompañamiento ofrecido se ha centrado en asistencia básica (ayuda económica para el pago de recibos, alimentación, vestido o calzado), así como actividades de formación y empleo, servicios de salud bucodental o acciones de ocio y tiempo libre para adolescentes”. Estas familias procedían de Venezuela, República Árabe Saharaui, Irak, Pakistán y Siria. Además, destaca que, “en lo que llevamos de año se está acompañando a varias personas refugiadas venezolanas, con cargos importantes en su país y que han tenido que huir y solicitar asilo político. También se está acompañando actualmente a una persona solicitante de asilo de Bielorrusia y otra, procedente de Siria y llegada a España, que ha sido derivada a ACCEM”. 
Cáritas resalta también que “la mal llamada Crisis de los Refugiados centra toda su atención en la situación que están sufriendo en Siria,  pero al mismo tiempo no podemos olvidar que las personas en situación de refugiados llegan a nuestro país desde hace muchos años y desde diferentes puntos del mundo, por múltiples razones”.

Los migrantes y la Iglesia en España
Ante los acontecimientos sucedidos en los últimos años, como las muertes en Lampedusa, en 2013, o el Tarajal, en 2014, así como las dramáticas situaciones que se están viviendo dentro y fuera de las fronteras europeas hoy en día, varias organizaciones de la Iglesia española decidieron unirse en una Red Intraeclesial denominada “Hospitalidad + Dignidad: Migrantes y Refugiados con Derechos”. 
Esta red está integrada por la Comisión Episcopal de Migraciones de la Conferencia Episcopal Española; CONFER (Conferencia Española de Religiosos); Justicia y Paz; el Sector Social de la Compañía de Jesús y Cáritas. Esta red sostiene un “discurso común y una mirada compartida sobre el hecho migratorio”, afirman. Y, además, las organizaciones que la componen tienen una línea de trabajo común orientada en cuatro pilares básicos:
1. Esta situación no es sólo una emergencia, sino el resultado de una política orientada exclusivamente al control de flujos.
2. Esta situación no afecta solamente a las personas en busca de protección internacional, sino a la dignidad y los derechos de todos los inmigrantes.
3. Junto a la acogida en Europa, es imprescindible activar una mirada larga que aborde las causas de las migraciones forzadas.
4.Urge transformar el reto en oportunidad: las migraciones son una oportunidad para el desarrollo de los pueblos.

Para mejorar el servicio, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies.

Más información sobre cookies