Nuevos sacerdotes y diáconos, un “regalo del Espíritu”

Publicado el 20/05/2018
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page
Nuevos sacerdotes y diáconos, un “regalo del Espíritu”

Este domingo, solemnidad de Pentecostés, se celebró, en la Catedral de Oviedo, la ordenación de tres nuevos sacerdotes y cinco diáconos.

Ángel María Vilaboa Pérez, Allan Eduardo Cerdas Gamboa y Emmanuel González Ortiz fueron ordenados presbíteros, en una celebración presidida por el Arzobispo de Oviedo, Mons. Jesús Sanz. Además, cuatro seminaristas fueron ordenados diáconos: Miguel Ángel Bueno Sierra, Diego Fernando Cruz Sosa, Hermes Osorio LD, y Michel Pablo Valverde, LD. Junto con ellos, Miguel Ángel Fernández, de 63 años, casado y con cuatro hijos, fue ordenado diácono permanente. Con él, son ya seis los diáconos permanentes en la diócesis –uno de los grados del Sacramento del Orden, que pueden recibir hombres casados–.

En su homilía, Mons. Jesús Sanz recalcó que estos tres nuevos sacerdotes y cinco nuevos diáconos “son para nosotros ese regalo del Espíritu que llena de aire fresco con el viento hermano y de luz iluminadora y cálida el hoy de nuestra comunidad diocesana a través de estos nuevos sacerdotes y diáconos”. Además, les recordó que  “La vida no dejará que creáis que todo lo habéis previsto en vuestros años de seminario, o que nada os podrá desafiar como si fuerais al encuentro real de la vida real con todo contado, pesado y medido. Vendrán esas novedades que pondrán a prueba vuestra fe, vuestra esperanza, y vuestra capacidad de amar. Dios os sorprenderá ante situaciones jamás estudiadas en los libros, jamás explicadas por vuestros profesores, ni siquiera imaginadas en vuestros mejores ensueños o en las peores pesadillas mientras se os preparaba para este ministerio. Pero esa sorpresa nunca será humillante: sencillamente servirá para no dormirse, para volver a la brega, para llenarse de una gracia que, mendicantes, deberéis pedir cada día en la oración, dejándoos provocar con misericordia por la gente que más sufre, a la que se os envía, y a la que menos esperanza le queda”. (Texto completo de la homilía aquí)

Los futuros sacerdotes y diáconos proceden de los seminarios Metropolitano, Redemptoris Mater y la Asociación de Fieles Lumen Dei. Todos ellos se han formado en el Instituto Superior de Estudios Teológicos de la diócesis.

Ángel María Vilaboa, natural de Avilés, celebrará su primera misa el sábado, en Santo Tomás de Cantorbery (Avilés) a las siete y media de la tarde. Emmanuel González Ortiz, en la capilla del Hospital Asilo de Luarca, el domingo, a las cinco de la tarde. Finalmente, Allan Eduardo Cerdas celebrará la primera misa el domingo, en la parroquia de San Pedro de Tineo, a las doce y media del mediodía.

Para mejorar el servicio, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies.

Más información sobre cookies