Origen y contexto del Reino de Asturias

Publicado el 04/10/2018
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page
Origen y contexto del Reino de Asturias

Esta semana se está desarrollando en Oviedo el simposio “El Reino de Asturias y Europa: siglos VIII y IX. Contexto histórico de su origen y desarrollo”. Un encuentro científico que pretende analizar el Reino de Asturias desde distintos puntos de vista: territorial, político, social, cultural; coincidiendo con el 1.300 aniversario de su creación, lo que la convirtió en la primera entidad política surgida en la España cristiana tras la invasión musulmana. En él se han reunido expertos llegados de prestigiosas instituciones como el instituto Max Planck de Alemania, la Universidad de Padua y otros países como Francia, Portugal o Irlanda.
El simposio, que se enmarca dentro de las actividades conmemorativas del triple centenario que se está celebrando en este año (Centenario de la Coronación Canónica de la Virgen de Covadonga, el 1.300 aniversario del origen del Reino de Asturias y la proclamación del Primer Parque Nacional de la Montaña de Covadonga), está organizado por la Dirección General de Patrimonio Cultural, la Consejería de Educación y Cultura, la Universidad de Oviedo y el Arzobispado de Oviedo. En este último caso a través de Juan José Tuñón, sacerdote y doctor en Historia por la Universidad de Valladolid y en Historia de la Iglesia por la Universidad Gregoriana de Roma que nos ha explicado los detalles de este simposio.

¿Cuáles son los objetivos que se plantea este simposio?
Viene en una época y un mo-mento en los que en nuestra región estamos viviendo unas fiestas de una gran trascendencia histórica, no solo por lo que conmemoramos sino también por lo que significa en este momento para Asturias mirar a su pasado desde el presente y también proyectándose hacia el futuro. Este año se celebran tres centenarios y todos tienen un nexo, un punto de referencia, en 1918 cuando se celebraron los 1.200 años de lo que para la historiografía de aquel momento era la fecha segura, el año 718, de la denominada y considerada batalla de Covadonga, siempre este concepto entre comillas.
Durante aquellas celebraciones tuvo lugar la coronación canónica de la Santina y también la declaración del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga. En este 2018 estamos recordando esos centenarios y miramos hacia la fecha significativa del 718 como el origen del Reino de Asturias. Una unidad política que después de la invasión islámica del 711 es la primera que emerge y que va a tener una proyección más allá de Asturias. La hemos llamado de formas distintas: Reconquista, etc., pero lo que sí podríamos decir es que el Reino de Asturias es el inicio de un proyecto político y también cultural y espiritual que va a marcar y definir en buena medida la historia de España. Este simposio pretende situar a Asturias y al Reino de Asturias en el contexto peninsular de la época y también en el contexto europeo y hacerlo desde diferentes perspectivas. No solo desde cómo se constituye el reino de Asturias, sino cuál es su situación en Europa en plano político, territorial, cultural y eclesial. Por eso alguno de los aspectos que se tratan son los relacionados con la Iglesia, el papado, la cultura religiosa de ese momento.
Muy distintos puntos de vista.
El simposio analiza ese Reino de Asturias, me atrevería a decir, con realismo y con cierta serenidad para contextualizarlo en la situación peninsular de aquellos siglos VIII y IX y también en la europea. Esto además es de una gran actualidad: situarnos en el contexto europeo. Realmente es un acierto que en este simposio se haya superado una visión demasiado local lo que nos permite ubicar ese reino en la realidad europea que en esos momentos se estaba viviendo por los estados, realidades políticas, eclesiales, culturales, de sensibilidad espiritual. Nos ayuda a comprender mucho mejor lo que fue y significaron esos orígenes del Reino de Asturias, y el mismo reino, para la historia política, cultural y espiritual de España.
En la preparación de este simposio, que tiene un gran rigor científico, se ha procurado traer buenos especialistas que no son solo expertos sino que tiene un conocimiento actualizadísimo de por dónde van hoy los estudios de cada uno de los aspectos que se abordan. Se pretende que quienes asistimos a este simposio nos sintamos enriquecidos con estas aportaciones críticas, rigurosas y a la vez actualizadas.
¿Nos ayudará también a conocer el legado que nos ha dejado ese reino?
La historia siempre nos enseña muchísimo, no es solo una memoria del pasado sino que siempre nos enriquece para el momento presente, nos ayuda a comprender mejor la realidad que vivimos. Podemos decir: si nos separan 1.300 años de aquellos orígenes, pero sin embargo durante todos estos siglos se ha visto Covadonga y su significación para la historia de España con una importancia muy grande. Hemos estudiado y hemos sentido que Covadonga tiene una relevancia no solo bélica o militar por la batalla o sobre cómo se desarrolló esa situación sobre la que la historiografía mantiene obviamente posiciones diversas y hay un enriquecedor debate y una interesante también revisión de conceptos que hasta hace poco teníamos como muy claros o muy definidos en un sentido y que hoy se pueden contemplar o ver de otra manera. Pero lo que no cabe duda es que ciertamente Covadonga y los orígenes del Reino de Asturias han tenido y tienen una trascendencia que nos permite ahora también conocer y comprender nuestra realidad, no solo la asturiana.
Y tiene lugar en un año muy importante para Asturias con la celebración del Jubileo.
Hay que tener en cuenta que desde la diócesis hemos realizado una colaboración y un trabajo en común con el Gobierno del Principado de Asturias, a través de la Consejería de Educación y Cultura, y con la Universidad de Oviedo, siguiendo el estilo que la Iglesia ha tenido siempre a lo largo de los siglos. Se sitúa además en el contexto de otra serie de actividades de tipo no solo religioso o espiritual, sino también de tipo cultural en las que la Iglesia ha participado y ha sido también generadora de cultura.
Este aspecto es muy importante para Covadonga, ante todo para nosotros como cristianos tiene una significación religiosa y espiritual fundamental, pero también la tiene cultural. Por eso es importante que desde la Iglesia estemos presentes, como hemos hecho desde el principio, en estas y otras iniciativas que yo creo que van a dejar huella en este año tan relevante para Asturias y para la Iglesia de Asturias. Por todo ello se debe agradecer el esfuerzo conjunto en el que hemos participado, a los ponentes por su presencia y este buen ambiente que ha rodeado al simposio.

Para mejorar el servicio, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies.

Más información sobre cookies