El Lignum Crucis, un “tesoro” para Avilés

Publicado el 07/06/2018
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page
El Lignum Crucis, un “tesoro” para Avilés

En el año 1953 llegó a Avilés un fragmento de Lignum Crucis procedente de Santo Toribio de Liébana. Era un regalo del monasterio a la Real Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y la Santa Vera Cruz, que, en agradecimiento, celebra cada 3 de junio el aniversario de la llegada de la reliquia a la villa. El año pasado, coincidiendo con el Año Santo Lebaniego, se organizaron las jornadas “Avilés tras la Cruz de Cristo” y ese fue el marco en el cual el Arzobispo de Oviedo, Mons. Jesús Sanz, instituyó la indulgencia parcial para ese día, para todo aquel que visitara la parroquia de Santo Tomás, donde se expone la reliquia para el culto público, y rezara ante ella.

Así, este pasado domingo, 3 de junio, la iglesia de Santo Tomás de Cantorbery acogió una misa para celebrar el aniversario de la llegada del Lignum Crucis a la villa, con la gracia de la indulgencia parcial por segundo año consecutivo. Un acto que “estuvo lleno de gente y que contó con el respaldo de todo el barrio marinero de Sabugo –ha reconocido el Maestro de Ceremonias de la Cofradía, Iván Álvarez–. Y no sólo del entorno, sino que muchos avilesinos se acercaron a acompañarnos en este día tan especial”. “Estamos muy satisfechos por el resultado de la jornada –añadió– porque desde la eucaristía de las nueve de la mañana, hasta la última, a las siete de la tarde, visitó mucha gente la iglesia, y también peregrinos del Camino de Santiago, que cada vez pasan con más frecuencia por Avilés en su periplo hasta la tumba del Apóstol”.

Desde la cofradía se recuerda que el Lignum Crucis es “un tesoro para todos los avilesinos, un regalo que nos llegó de Liébana y que hemos querido compartir con todo el mundo, no sólo para la cofradía, y que además ha reforzado el vínculo con el Camino de Santiago y con el resto de las cofradías de la Vera Cruz”.

Junto con la celebración del aniversario de la llegada de le reliquia, la cofradía celebrará mañana la gala solidaria, una de las actividades de la Obra Social que se llevan a cabo y que suponen uno de los pilares de la asociación, que llevan realizando desde el año 1993. Cada año apoyan a una institución diferente. El año pasado concretamente se volcaron en conseguir fondos para la asociación Galván, en apoyo a la lucha contra el cáncer infantil, y este año apostarán por la Asociación contra el Síndrome de Rett, “una enfermedad que afecta sobre todo a niñas –puntualiza Iván Álvarez–. En Asturias este síndrome lo sufren siete niñas y vamos a intentar conseguir fondos para ayudar a la investigación. Celebraremos mañana viernes una gala en el Hotel NH Palacio de Avilés, a partir de las nueve de la noche. Hasta el momento mucha gente se ha volcado ya aportando regalos y comprando entradas, todo lo que podamos apoyar para investigar sobre esta enfermedad será maravilloso”.

Además, este domingo la iglesia de Sabugo celebrará la Octava del Corpus, en la que este año la cofradía tendrá un papel relevante: “La Octava es la fiesta del Corpus del barrio, aquí es tradicional que se celebre siempre la semana siguiente, y en esta ocasión el párroco nos ha pedido que nos encarguemos de toda la organización –destaca Iván Álvarez–. Ya el año pasado echamos una mano, pero este año nos encargaremos de todo, desde sacar el palio, hasta la presencia de nuestra banda de tambores, que participará por primera vez en el Corpus, algo muy ilusionante. También hemos ampliado el recorrido, para dar testimonio con el Santísimo por las calles de Avilés”.

Para mejorar el servicio, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies.

Más información sobre cookies