El legado de la Madre Teresa, en Covadonga

Publicado el 12/04/2018
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page
El legado de la Madre Teresa, en Covadonga

Este próximo viernes, 13 de abril, al finalizar la misa de las seis de la tarde en la Basílica de Covadonga, será inaugurada la exposición “Vida, espiritualidad y mensaje de la Madre Teresa”, una muestra itinerante que, tras recorrer numerosas ciudades españolas y extranjeras, recala en el Santuario de Covadonga hasta el próximo 2 de mayo, con motivo del Año Jubilar.

Se trata de una exposición organizada por la familia de las Misioneras de la Caridad, y concretamente por el “Mother Teresa Center”, vinculado a su Causa de Canonización (la Madre Teresa fue declarada santa por el Papa Francisco el 4 de septiembre de 2016). Es, por tanto, una actividad de carácter “oficial”, que tiene como objetivo “dar a conocer el mensaje de la Madre Teresa y mostrar un ejemplo de cómo nuestra vida puede convertirse en algo grande si hacemos las cosas pequeñas con un amor extraordinario”, explican desde la organización.

“Las misioneras han rezado muchísimo para que todos los textos y las imágenes que componen esta muestra fueran concisos y llegaran al corazón de la gente”, afirma Mercedes Suárez-Guánez, responsable nacional de la exposición, que actualmente se encuentra en el Santuario ultimando los preparativos de la misma. “Lo más importante en esta muestra no es saber cuántas casas tienen las Misioneras de la Caridad en el mundo, o a qué se dedican, sino que vayamos leyendo y meditando los textos que se ofrecen, y nos preguntemos qué hacemos y qué queremos hacer de ahora en adelante para encontrar a Jesús –recalca la responsable–. Si vamos buscando más a Jesús, iremos queriéndole y conociéndole más, y aprenderemos a reconocer a Jesús en el pobre que está a nuestro lado, que puede ser tu amigo, tu hermano, tu jefe, tu compañero de colegio, de universidad, cualquier persona que se acerca a nosotros que esté solo y que necesita tu tiempo y tu paciencia”.

La exposición está compuesta de 56 paneles con fotografías y textos en español e inglés, ya que la primera vez que se mostró públicamente fue en la Jornada Mundial de la Juventud de 2011, en Madrid. Además, hay 28 paneles solo de fotografías que muestran momentos importantes en la vida y la obra de la santa albanesa, y los asistentes pueden observar además una réplica del cuarto de la Madre Teresa en La India. También, se habilita un pequeño oratorio al estilo de las capillas de las Misioneras de la Caridad, con un crucifijo, una imagen de la Virgen de Fátima y la frase escrita “Tengo sed”, frase que Madre Teresa sintió que el Señor le decía y que resume el carisma de las Misioneras de la Caridad: “Jesús tiene sed de mí y nosotros tenemos que saciar la sed de Jesús”.

Además, la exposición cuenta con la proyección del largometraje “El legado”, de 50 minutos de duración, “un vídeo que emociona –destaca Mercedes, responsable de la exposición– y que muestra a la Madre Teresa hablando sobre la fe, sobre la amistad, sobre el amor, con imágenes de su vida”.

Las Misioneras de la Caridad cuentan con cinco casas en España: dos en Madrid, una en Barcelona, en Sabadell y Murcia. Su labor en nuestro país se centra especialmente en los enfermos, la gente sin hogar y sin recursos, siempre atendiendo a los más pobres de entre los pobres, tal y como quiso la fundadora. Una mujer icónica en una época –falleció hace 21 años– cuya vida marcó hondamente los corazones de todos los que se cruzaron con ella en algún momento. Ese fue el caso de Mercedes Suárez-Guanes, organizadora y responsable de esta exposición, cuando en 1980 conoció a la Madre Teresa en la visita que ésta hizo a España. “Estuvo tres días, y aunque yo trabajaba, por las tardes pude estar con ella. Eso hizo que mi vida cambiara radicalmente. Con 29 años entonces, yo no quería responsabilidades, pero acabé siendo coordinadora de los voluntarios para España, y luego para todo el sur de Europa. Ahora soy coordinadora de esta exposición”. El mensaje de la santa de Calcuta sigue hoy de actualidad: “insistía mucho en la oración y en la eucaristía, porque eso es lo que transforma nuestro corazón, pues de lo contrario no podremos ver nunca a Jesús en la persona que tenemos más cerca”, explica Mercedes, recalca: “el carisma de las Misioneras de la Caridad sale de las palabras que el Señor le dijo: Tengo sed, y cómo no, del Evangelio de san Mateo: tuve hambre y me disteis de comer… esas dos cosas son las que definen a las Misioneras de la Caridad”, junto con aquello que dicen muchos santos y ella repetía con frecuencia: “pequeñas cosas de cada día, hechas con un amor extraordinario”.

Para mejorar el servicio, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies.

Más información sobre cookies