La musicalidad de la poesía de Santa Teresa

Publicado el 11/10/2018
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page
La musicalidad de la poesía de Santa Teresa

Entrevista a Joaquín de la Buelga y Rodrigo Alperi (artistas)

Joaquín de la Buelga fundó en el año 2008 “La Caravana del Verso”, un grupo poético musical, al que en 2016 se unió Rodrigo Alperi, instrumentista y musicólogo de formación. Desde entonces su propuesta artística, como explica Joaquín, se propone el objetivo de transmitir “la vida y obra de los poetas en la confianza de que la palabra y su belleza influye decisivamente en las personas”. En su último trabajo, “El canto de la alondra”, son los textos de Santa Teresa de Jesús los que les permiten lograr este objetivo. En este sentido, como próximas fechas, llevarán su recital el sábado a Covadonga, a las seis de la tarde en la capilla de la Colegiata de San Fernando, y el próximo miércoles, día 17, en la parroquia de los Carmelitas de Oviedo a las ocho.
¿Cuál es el proceso creativo para preparar cada concierto-recital?
Joaquín: Primero hay una fase de búsqueda de información, empaparte del poeta o de la temática que vayamos a tratar en el proyecto. Se hace una selección muy amplia de unos 25 poemas sobre los que Rodrigo tiene libertad para escoger los que mejor se adapten para ser musicados. A partir de ahí, empieza a trabajar con esas poesías, se recitan, y se piensa la música adecuada en cada caso. Una vez decidida comenzamos a declamarlos acompañados de esa melodía, Rodrigo los canta y se controlan los tiempos para que los recitales duren una hora y media aproximadamente. Todo tiene que estar medido en un espectáculo para en-contrar el ritmo adecuado y mantener la atención.
¿Por qué música y poesía casan tan bien?
Rodrigo: La poesía tiene una musicalidad en ella misma. Es como cantar escribiendo podríamos decir. Hay poesía tremendamente rítmica y cuando sabes captar esa medida justa entre el texto y una música apropiada creas una chispa mágica. Como músico siempre me llama más la atención alguien que canta un texto que alguien que simplemente lo lee, porque esas palabras con música siempre ofrecen un plus inmejorable.
Joaquín: A la hora de declamar o recitar se debe empezar haciéndolo sin acompañamiento, para captar el sentido del poema llegar a comprender y hacerlo tuyo. Pero luego música y poesía van absolutamente al cincuenta por ciento, de la mano. La poesía es música.
Su último trabajo tiene a Santa Teresa como protagonista, ¿qué sensaciones provocan sus textos?
Joaquín: A lo mejor sorprende, pero recitar a Santa Teresa produce mucha alegría porque es el espíritu con el que ella los compuso: para provocar la alegría conventual, quería que reinara ese sentimiento. Son unos versos sencillos, pero a la vez muy profundos y me resulta facilísimo recitarlos, fluyen de una manera increíble. Su sencillez y humildad llegan a todo el mundo.
Rodrigo: En el ámbito musical precisamente por esa sencillez son perfectos. Son tan rítmicos y tan estructurados. Hay poemas que son imposibles de musicar como esta poesía libre de versos irregulares que se van que vienen que acortan que alargan…, pero en cambio estos son tan regulares, tan bien pensados y tan perfectos que sale prácticamente solo musicarlos.
El concierto-recital en Covadonga, ¿tiene un significado especial?
Joaquín: Como asturiano y español, sin ninguna duda; además coincide con nuestro décimo aniversario. Decidimos que fuera en la capilla de la Colegiata porque presenta un tamaño muy adecuado, íntimo. El hecho de que sea el lugar donde oró Juan Pablo II para los que somos creyentes tiene también otra connotación.
En 2015, justamente el 28 de marzo fecha en la que se cumplía el quinto centenario de la santa, presentamos allí nuestro primer concierto recital dedicado a ella. Volvemos con un espectáculo que se ha renovado. Rodrigo ha incorporado nuevas canciones y hay algunas que están cantadas y recitadas, muy bonitas, y que gustan muchísimo al público, como es el caso de “Vivo sin vivir en mí”. Por otro lado, en el disco contamos con la colaboración de las monjas benedictinas de Oviedo, las Pelayas: sus cantos gregorianos, magníficamente interpretados, acompañan a los poemas de Santa Teresa. Esto le da un plus impensable, un gran valor. Rodrigo: Covadonga es un sitio especial y aparte estos poemas, que ya son canciones para mí, han sido los que más he conseguido hacer míos. Con “La Caravana del Verso” he cantado estilos muy diversos, pero estos textos han sido los más significativos y he conseguido quedar realmente contento con mi propio trabajo. Será inolvidable.

Para mejorar el servicio, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies.

Más información sobre cookies