La labor de las Camareras del Santísimo

Publicado el 07/12/2018
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page
La labor de las Camareras del Santísimo

Este grupo de mujeres continúa con la labor de una asociación que se fundó en 1908 en Oviedo con el propósito de elaborar y donar ropa litúrgica a las parroquias con menos recursos

A principios del siglo pasado un grupo de mujeres crearon en Oviedo la Asociación de Camareras del Santísimo con el propósito de “la confección y distribución de ropas de altar para las parroquias rurales pobres de la archidiócesis de Oviedo”. A pesar del paso del tiempo en la actualidad las camareras del Santísimo siguen en activo ayudando con sus donativos y trabajo a las iglesias con menos recursos.

Una vez al mes se reúnen en el convento de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús de Oviedo y es en ese momento cuando planifican la labor que hay que realizar y entregan las ropas ya confeccionadas, como purificadores, sabanillas de altar, corporales… en definitiva, todo lo que se precisa para las celebraciones litúrgicas. En ocasiones recuperan también prendas que estaban ya deterioradas para que puedan seguir utilizándose o incluso con las aportaciones que hacen compran alguna ropa concreta.

Estos enseres se entregan luego, de manera totalmente gratuita, a las parroquias que lo precisen: “Los sacerdotes nos piden lo que les puede hacer falta, pero también nos ha sucedido de acudir a alguna parroquia de fuera de Oviedo y preguntarles si necesitan algo o si saben de algún compañero y ofrecerles la posibilidad de entregárselo”, explican.

Una situación que se da, por ejemplo, en zonas en que los sacerdotes deben hacerse cargo de un gran número de parroquias “tienen que ir con el maletín de un lado para otro y necesitan un poco de todo. Además las cosas también se deterioran con el paso del tiempo”. En ese sentido, los pueblos con pocos vecinos y gente ya mayor tienen más dificultad para poder mantener la ropa litúrgica. Por otro lado, aunque la asociación en un principio está pensada para ayudar a las parroquias asturianas, algunos de sus trabajos han llegado también a misiones.

En sus inicios la asociación contaba con unos sesenta miembros y realizó una gran labor en momentos de especiales carencias como fueron los que vinieron tras la Guerra Civil o ya en la década de los cincuenta y sesenta, que aunque las parroquias poco a poco se iban recuperando las más alejadas aún tenían mucha falta de recursos. Las circunstancias de la época actual con las obligaciones laborales y que ya no tantas personas practican la costura ha hecho que este número de miembros haya ido mermando paulatinamente y ahora se haya quedado en unas nueve. Pero lo que no se ha reducido ni un ápice en su vitalidad y entrega a esta causa, encontrando la manera de seguir realizando toda la ropa que se precise.

En ese sentido, además del grupo que se reúne en Oviedo hay más colaboradoras que cosen en su casa y luego les envían el trabajo que han hecho. También tienen en cuenta a aquellas camareras que aunque por enfermedad ya no puedan acudir a las reuniones para que “sepan que seguimos contando con ellas”, así se les sigue avisando de estos encuentros y haciéndoles ver que la asociación continúa también con su apoyo.

Las Camareras del Santísimo han encontrado así su manera de colaborar con la Iglesia, ofreciendo su esfuerzo para que cada parroquia pueda contar con unos enseres dignos y adecuados. Una labor que parece sencilla, pero que el agradecimiento de las iglesias a las que han ayudado demuestra que es una importante contribución para sus celebraciones y vida de parroquia.

Para mejorar el servicio, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies.

Más información sobre cookies