“Estrella de la Evangelización, Madre de España y de América”

Publicado el 11/10/2018
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page
“Estrella de la Evangelización, Madre de España y de América”

Por José Luis González Vázquez, Delegado episcopal de Liturgia

¡Hasta siempre, tierra de María!”. Eso era España para san Juan Pablo II; la tierra que fue evangelizada al calor de la Virgen y que con su auxilio y protección evangelizó otros continentes.
España, tierra de cristianos viejos, donde el evangelio fue sembrado por manos apostólicas. San Pablo escribe en su carta a los Romanos sobre su deseo de ir a España una vez entregada la colecta destinada a los pobres de Jerusalén (Rm. 15, 28)
A este viaje se refieren no pocos autores cristianos. San Jerónimo (419) afirmará que el apóstol desembarcó en Tarragona y, en el menologio griego, una especie de santoral, dirá que, como fruto del mismo, fue la conversión de Xantipa, mujer del prefecto Probo, y a su hermana Polixena. Fueron los primeros frutos de una gran cosecha.
Pero no solo el apóstol de las gentes se relaciona con la Hispania romana; es tradición ininterrumpida que, también el apóstol Santiago el Mayor sembró el Evangelio en nuestra tierra con sudor y lágrimas. En el “Comentario al libro de Job” del papa San Gregorio el Magno en una copia del s. XIII se dice: “pasando por Asturias, llegó –Santiago– con sus nuevos discípulos a través de Galicia y de Castilla, hasta Aragón, el territorio que se llamaba Celtiberia, donde está situada la ciudad de Zaragoza, en las riberas del Ebro”.
Cansado y afligido por la dureza del trabajo evangelizador y los pocos resultados de sus esfuerzos, la Virgen se le hizo presente, sobre una columna, diciéndole “permanecerá este sitio hasta el fin de los tiempos para que la virtud de Dios obre portentos y maravillas por mi intercesión con aquellos que en sus necesidades imploren mi patrocinio”.
Desde entonces España pasó a ser tierra de María y con su amparo y protección evangelizó nuevas tierras, un nuevo mundo descubierto para Cristo el 12 de octubre del año 1492; día, curiosamente, en el que se celebra la Virgen del Pilar de Zaragoza.
En el monasterio de la Rábida, tan relacionando con la gesta de Colón, san Juan Pablo II llamará a Santa María en una preciosa oración: “Estrella de la Evangelización, Madre de España y de América”.

Para mejorar el servicio, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies.

Más información sobre cookies